Revista de la Universidad de México
UNAM
NUEVA ÉPOCA NÚM. 102 AGOSTO 2012 ISSN EN TRÁMITE CON NÚM. DE FOLIO 493 REVISTA MENSUAL
Núm. 102   >>>  Columnistas  >>>  José Gordon

Ojo de lagartija: ver sin saber que ves

José Gordon
1 / 1
citar artículo PDF aumentar letra disminuir letra

Cuando las lagartijas atrapan una mosca ni siquiera la tienen que ver o reconocer. Sólo notan (sin ser conscientes de ello) que algo se mueve. Ven sin saber que ven. Ésa es justamente la condición en la que viven personas que han perdido la visión por daños a la corteza cerebral como es el caso de Graham Young en Oxford, Inglaterra. Con humor, Young dice que debe ser un primo lejano de las lagartijas.

Sufre de lo que llaman “visión ciega” o “ceguera cortical”. A los ocho años tuvo un accidente que le causó daño cerebral. La visión de Young fue devastada. Eso se debe a que los principales centros visuales en los seres humanos ocupan casi la mitad del cerebro en una amplia región hacia la parte posterior de la cabeza. Hoy en día, puede ver hacia la izquierda, pero es ciego para todo lo que está hacia la derecha, en ambos ojos.

La paradoja es que si le mueven un objeto tiene la capacidad de decir en qué dirección se está desplazando a pesar de que no lo puede ver. El neurocientífico Vilayanur S. Ramachandran dice que parecería que el paciente tiene percepción extrasensorial: “Puede ver y sin embargo no puede ver”.

Un caso similar, reportado en Scientific American por Graham Collins, se refiere a un experimento realizado con un paciente que exhibía “visión ciega”, la capacidad para responder a la información visual a pesar de no tener conciencia de ver algo. Aunque los ojos estaban perfectamente sanos, el daño cerebral le impedía detectar cualquier objeto que se moviera frente a su vista. Los doctores realizaron varias pruebas que resultaron sorprendentes: le pidieron al paciente que atravesara un pasillo, caminando lentamente, en medio de varios objetos, sin bastón.

Dice Collins: “Cuando le preguntaron al paciente cómo había hecho para esquivar los objetos, simplemente dijo no haber sido consciente de nada”. Puede ver y sin embargo no puede ver. ¿Cómo es que ocurre este extraño síndrome?

Ramachandran intenta dar una explicación anatómica: “Resulta que del globo ocular a los centros superiores del cerebro —donde se interpreta la imagen visual— no hay tan sólo un camino. Existen dos vías separadas que favorecen diferentes aspectos de la visión. Una de estas vías, la más nueva, evolucionada y sofisticada —si se quiere decir así— va desde el ojo al tálamo y de ahí a la corteza visual del cerebro. Para ver algo de manera consciente se necesita la corteza visual. La otra vía, que es más antigua evolutivamente —y es más prominente en animales como roedores, mamíferos inferiores, aves y reptiles— va al tallo cerebral, la base del cerebro. Desde el tallo, se transmite la información finalmente a los centros superiores del cerebro. La vía más antigua que pasa a través del tallo cerebral tiene que ver con los comportamientos que se hacen por reflejo. Nos orientan a algo importante en el campo visual”.

En los pacientes con visión ciega, dice Ramachandran, una de estas vías está dañada: la más nueva. Por ello el paciente no ve nada conscientemente. Sin embargo, la otra vía está intacta y puede utilizarse para adivinar correctamente la dirección del movimiento de un objeto que no se puede ver. Así, la visión de Young es similar a la de las lagartijas que dependen de una ceguera inconsciente para sobrevivir. Tienen prendido, por decirlo así, el piloto automático. Ven sin saber que ven, como los zombis.

Ramachandran plantea que hay un zombi que todos llevamos en nuestros cerebros. Sin esta mirada de lagartija que utilizamos cuando vamos manejando, por ejemplo, estaríamos abrumados por la información visual que nos asalta. Tal parece que, así, la conciencia la guardamos para lo que realmente importa.

Vilayanur S. Ramachandran
Vilayanur S. Ramachandran

citar artículo PDF

 

José Gordon

Nació en la Ciudad de México en 1953. Novelista, ensayista, traductor y periodista cultural. Fue conductor del Noticiario Cultural 9:30 y del suplemento literario Luz Verde, en Canal 22.

Leer más   »
Secciones de la Revista
Sitios de interés