UNAM
NUEVA ÉPOCA NÚM. 145 MARZO 2016 ISSN EN TRÁMITE CON NÚM. DE FOLIO 493 REVISTA MENSUAL
Inicio   >>> Artículos   >>>   Ernesto Lumbreras

Malcolm Lowry
Un zorro inglés en los bosques de Oaxaca


Ernesto Lumbreras
citar artículo
citar
NUEVA ÉPOCA | NÚM 145| Marzo 2016| ISSN EN TRÁMITE CON NÚM. DE FOLIO 493

Lumbreras, Ernesto , "Malcolm Lowry. Un zorro inglés en los bosques de Oaxaca" [En línea]. Revista de la Universidad de México. Nueva época. Marzo 2016, No. 145 < http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/articulo.php?publicacion=799&art=17083&sec=Art%C3%ADculos > [Consulta: Fecha en la que se consultó el artículo].

PDF
aumentar letra disminuir letra
1 / 2

Untitled Document

 

Oaxaca es uno de los escenarios preponderantes de la obra de Malcolm Lowry, autor de Bajo el volcán. El poeta y ensayista jalisciense Ernesto Lumbreras se adentra en los vericuetos de las aventuras mexicanas del escritor inglés, al desentrañar las pistas de la realidad en el entramado de la ficción.

 

—[…] ¿Te acuerdas de Oaxaca?
—…¿Oaxaca?
—…Oaxaca.
…La palabra era como un corazón que se quebraba, un repentino repicar de campanas sofocadas en medio del desierto, últimas sílabas de algún sediento que agonizaba en el desierto.

MALCOLM LOWRY, Bajo el volcán

 

Cuatro son las ciudades mexicanas que marcaron, con significaciones y símbolos diferenciados, la obra de Malcolm Lowry (1909-1957). Acapulco, Cuernavaca, la Ciudad de México y Oaxaca fueron moradas y escenarios literarios preponderantes; cada uno, con sus particulares calados, aportaría elementos claves y anecdóticos para una biografía que no hacía demasiados distingos entre vida y literatura. En las dos visitas a nuestro país, la de 1936-1938 y la de 1945-1946, el novelista inglés reafirmó la simpatía por aquellos enclaves de nuestra geografía; en ambas ocasiones, la capital del estado de Morelos fue el centro de sus operaciones domésticas, y de sus maquinaciones narrativas, y se instaló, durante las dos residencias, en inmuebles de la calle Humboldt, al filo de la barranca de Amanalco y con una vista privilegiada de los volcanes, el Iztaccíhuatl y el Popocatépetl.

Ya Francisco Rebolledo ha explorado la trama de sentidos históricos y metafóricos de Cuernavaca, y de su entorno rural, para la construcción de la mítica Quauhnáhuac de Bajo el volcán (1947); sus observaciones y tesis, publicadas en Desde la barranca. Malcolm Lowry y México (2004) y, fundamentalmente, en Quauhnáhuac, Un bosque de símbolos (2009), son útiles para comprender el ejercicio de empalme, o de traslación de dominio, entre la topografía de Cuernavaca y la de varios pueblos de la Mixteca oaxaqueña, además de la ciudad de Oaxaca, que darán origen a los escenarios de la obra maestra de Lowry.

 

imagen
Malcolm Lowry
© Wikicommons

 

Bajo esta lectura radiográfica, no existe duda alguna sobre la impronta y la importancia de los tres viajes del escritor británico a esta región del sur del país. Su primera visita la realizó en compañía de su primera esposa, Jan Gabrial, a finales de abril de 1937; este sería, de los tres viajes a la Antequera novohispana, el menos estudiado y documentado, incluso, por los biógrafos “autorizados” de Lowry: Douglas Day ni siquiera lo menciona mientras Gordon Bowker despacha el episodio con un par de líneas, no obstante haber contado, para su monumental investigación, con el testimonio de la acompañante del novelista. Sería, con la publicación de Inside the volcano. My life with Malcolm Lowry (2000) de la propia Jan Gabrial, que el inicial encuentro oaxaqueño se desveló con algunos detalles, al relatar los paseos de rigor por la villa colonial de canteras verdes.

Para la fecha de aquella excursión, los Lowry llevaban en México cerca de cinco meses y el primer borrador de Bajo el volcán —tras la metamorfosis del cuento homónimo— estaba avanzado para que uno de sus primeros lectores, Conrad Aiken, lo leyera a mediados de mayo de 1937 en Cuernavaca. ¿Estaba para entonces “el hechizo” literario de la sobreposición de la geografía morelense con la oaxaqueña? La pareja recorrió la ruta México-Oaxaca en tren, viajando en un vagón de tercera, pues había que exprimir al máximo la mesada de 150 dólares que el padre del novelista enviaba desde Liverpool. Al dejar la terminal de Tehuacán, Puebla, hizo su aparición el agreste y majestuoso paisaje de la Mixteca: bosques de cactus, de amarillas y verdes retamas y de órganos candelabros entre cerros y colinas pelonas de tierras rojizas y de tonos violáceos, con arroyos secos, aquí y allá, entre hondonadas y cañones, además de algunas altas estribaciones cubiertas de pino y roble. Las imágenes que pasaban por la ventanilla del ferrocarril, le recordaron a Jan Gabrial el paisaje de Marruecos; en la mente del novelista, esa orografía de contrastes prodigiosos tomaba carta de naturalización para convertirse en el escenario de los capítulos finales de su novela en proceso.

Cuando el jefe de la estación de trenes gritó las paradas de Tomellín y Parián, a 110 y 58 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, se había definido la toponimia de los pueblos macabros donde pasarán sus últimas horas el Cónsul inglés y su mujer, protagonistas de Bajo el volcán. Ese primer viaje duró apenas cuatros días, en parte, por las molestias de la ciática de Lowry y por preocupaciones domésticas: antes de su partida, una invasión de hormigas devoró el jardín y comenzó a devastar algunas de las habitaciones. No obstante la brevedad de la estancia, conocieron Santo Domingo, Monte Albán, Mitla y el Árbol de Santa María del Tule; en el pueblo de Mitla, por sugerencia del guía turístico, visitaron una cantina-burdel llamada La casa de las delicias; por las descripciones del libro de Jan Gabrial, la atmósfera del prostíbulo, los parroquianos allí reunidos y los desaguisados de Lowry, ese lugar trae, irremediablemente, evocaciones de la funesta cantina El Farolito.


   
    subir     PDF

Ernesto Lumbreras

Nació en Ahualulco de Mercado, Jalisco, el 10 de junio de 1966. Poeta, crítico y editor. Ha sido director del Centro de las Artes de San Agustín (CASA) Etla, Oaxaca; coordinador de la colección...


Leer más   »
Secciones de la Revista
Sitios de interés