UNAM
NUEVA ÉPOCA NÚM. 159 MAYO 2017 ISSN EN TRÁMITE CON NÚM. DE FOLIO 493 REVISTA MENSUAL
Inicio   >>> Artículos   >>>   Alfredo Aguilera Velasco

Reseña
Sirena varada


Alfredo Aguilera Velasco
citar artículo
citar
NUEVA ÉPOCA | NÚM 159| Mayo 2017| ISSN EN TRÁMITE CON NÚM. DE FOLIO 493

Aguilera Velasco, Alfredo , "Reseña. Sirena varada" [En línea]. Revista de la Universidad de México. Nueva época. Mayo 2017, No. 159 < http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/articulo.php?publicacion=830&art=18008&sec=Art%C3%ADculos > [Consulta: Fecha en la que se consultó el artículo].

PDF
aumentar letra disminuir letra
1 / 1

Untitled Document

 

MATERIAL EXCLUSIVO WEB

Sirena es una mujer que nació en el cuerpo de un muchachito llamado Leocadio, en un lugar donde la única manera que tienen para sobrevivir quienes son como ella es vender su cuerpo.

Sirena Selena vestida de pena, de Mayra Santos-Febres,es una historia que nos muestra de manera cruda, pero con un gran sentido del humor, una realidad que aqueja a la comunidad transexual en muchos países, específicamente en Centroamérica; así como los peligros a los que se enfrentan todos los días, o mejor dicho, todas las noches. Desde la policía hasta los mismos clientes, al anochecer tienen que aprender que cualquiera puede ser su enemigo, y que el precio por llevar esa vida puede ser la muerte.

Leocadio es un muchachito de 15 años que nunca fue como los demás niños, nunca pudo llevar una vida normal, siempre tuvo ese algo que hizo que los hombres se volvieran locos, por eso nunca pudo ir a la escuela, su vida siempre fue eclipsada por la pobreza, el abandono y la muerte. De ahí el “vestida de pena” que hace alusión a su trágica vida, una vida de sufrimiento que más tarde se convertiría en una ventaja sobre cualquiera: un dolor que le permite cantar como nadie más lo puede hacer.

Así da inicio la historia de la protagonista, quien desde que se quedó sola en el mundo tuvo que recurrir a la prostitución; al menos hasta que Martha Divine, su representante, descubre que Sirena es diferente a las demás, ella tiene un talento que ninguna otra posee: su voz.

La palabra “sirena” nos recuerda al mito de aquellas hermosas bestias marinas que encantaban a los navegantes con su voz para después devorarlos; una comparación con la protagonista de la historia bastante acertada, debido a sus cualidades físicas que atraían a sus víctimas para después utilizarlos a su conveniencia, o al menos hasta que conoce a Hugo.
La autora utiliza un lenguaje popular y explícito, propio de “la isla del encanto”, que nos transporta al Caribe desde las primeras líneas, lugar donde se desarrolla la historia. Quién nos da un panorama de la forma de vivir en estos países, las grandes carencias económicas de su gente, pero también su gran riqueza cultural.

 

imagen

 

Aunque el tema central de la novela es la vida de Selena, en el transcurso de la historia nos relata pequeños fragmentos de las vidas de las personas que la rodean, y es aquí donde entro en la interrogante, ¿es esta la manera correcta en la que deberíamos tener un acercamiento a la comunidad transexual?, ¿es correcto alimentar el estereotipo de que las personas transexuales o travestis se dedican a la prostitución como único medio de supervivencia?

Sin duda, hablar del tema es hacerlo visible; dejar claro que existe y que está más cerca de lo que nos podríamos imaginar. La manera en que la autora nos cuenta la historia de Leocadio nos hace entender cómo es la vida de una persona travesti, cuáles son los obstáculos a los que se enfrentan; incluso puede llegar a generarnos empatía con el personaje, siendo posiblemente el propósito de la autora humanizar a la protagonista y mostrarnos que detrás del personaje de Sirena hay un niño asustado tratando de sobrevivir al mundo en el que vivimos.

Un tema fuerte, en una realidad difícil, con una protagonista no muy convencional. La autora nos regala una sirena distinta a la de los cuentos de princesas, con un mensaje más real que el de encontrar un príncipe azul y ser felices por siempre.

 

Mayra Santos-Febres, Sirena Selena vestida de pena, Coordinación de Difusión Cultural/Dirección de Literatura UNAM, México, 2011. 274 pp.


   
    subir    

Alfredo Aguilera Velasco

Es estudiante de la Licenciatura de Diseño y Comunicación Visual de la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM.


Leer más   »
Secciones de la Revista
Sitios de interés