UNAM
NUEVA ÉPOCA NÚM. 159 MAYO 2017 ISSN EN TRÁMITE CON NÚM. DE FOLIO 493 REVISTA MENSUAL
Inicio   >>> Artículos   >>>   Ana Paulina Mendoza Aragón

Reseña
Espíritu en llamas


Ana Paulina Mendoza Aragón
citar artículo
citar
NUEVA ÉPOCA | NÚM 159| Mayo 2017| ISSN EN TRÁMITE CON NÚM. DE FOLIO 493

Mendoza Aragón, Ana Paulina , "Reseña. Espíritu en llamas" [En línea]. Revista de la Universidad de México. Nueva época. Mayo 2017, No. 159 < http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/articulo.php?publicacion=830&art=18009&sec=Art%C3%ADculos > [Consulta: Fecha en la que se consultó el artículo].

PDF
aumentar letra disminuir letra
1 / 1

Untitled Document

 

MATERIAL EXCLUSIVO WEB

 

Si todos los muertos de los accidentes flotaran por ahí y pudieran contarnos su historia, siempre sabríamos que sucedió.
Arturo, en Fuego 20 de Ana García Bergua

 

Fuego 20 es una novela que deambula por el México de los años ochenta y permite adentrarnos en el ensueño real. Si ponemos adecuada atención en la obra logramos preguntarnos: ¿Hasta dónde estás dispuesto a llegar por ambición?

Cuando dicen “la curiosidad mató al gato” siempre me figuro que es una manera de advertir, pues las consecuencias pueden llegar a convertirse en situaciones desagradables. No es sino hasta la lectura de Fuego 20 de Ana García Bergua (Ediciones Era, 2017), cuando comprendo que el dicho puede ser cierto… literalmente.

Las historias que nos relata la autora de El umbral y Portales desde el puerto se entrelazan de una forma insospechada a principios de los años ochenta en la Ciudad de México. La atrayente historia tiene un agobiante comienzo, pero si se le otorga la oportunidad, uno se dará cuenta que resulta ser cada vez más atractiva y, sin lugar a dudas, puede llegar a tener al lector al filo del asiento, con los nervios de punta y sin ganas de conciliar el sueño. En esta novela encontramos dos vertientes que juegan con el tiempo y con nuestra mente.

En la primera escena conocemos a Saturnina de los Ángeles, una joven que relata su vida desde pequeña, así como el amor entrañable que siente por su tío Rafael, quien, junto con su madre, se encarga de criarla y mimarla. Rafael es un piloto de aviación comercial que muere trágicamente al caer de un balcón. Nina (apodada de esa manera por su tío) y su madre heredan deudas, así como las historias de una verdad que las toma por sorpresa y que pisotea todo lo que conocían de Rafa: era un adicto al juego, incluso sospechoso de participar en un crimen. Ante la irremediable depresión y los cambios repentinos que debían hacer para sobrevivir, la madre de Nina consigue trabajo. Ella le pide a su hija que busque un sitio nuevo donde puedan vivir. Nina sigue sosteniendo la idealizada perfección que siempre tuvo de su tío, y por respeto a su memoria elige hacer caso omiso a las historias que escucha de éste. Sin embargo, toma la decisión de preguntar por la venta de una casa en la calle Fuego: Veinte, los años que cumpliría próximamente, y 20, el número de la bella casa que le llamaba tanto la atención. (Resulta curioso que las pistas se nos presentan, y uno no se detiene a percibirlas, las omitimos por completo).

 

imagen

 

Nina comienza su cumpleaños con una serie de mentiras, creadas por el impulso de conocer la casa en el Pedregal, causando que su álter ego, Ángela Miranda, se apodere, poco a poco, de su cuerpo. Ésta se enreda en una serie de acontecimientos que se transforman de una aventura a un infierno casi dantesco. Aparece aquí la figura de Felipe Modeleoni, quien es la representación de un Mefistófeles muy convincente dentro de los incidentes; figura como un personaje de perfil bajo, que se encuentra de manera recurrente, atrae y, al mismo tiempo, resulta repulsivo.

Un dato que no podemos dejar pasar es la dualidad en la personalidad de Saturnina, lo que altera el ambiente de toda la obra. Nina y Ángela se encuentran a disposición de Felipe Modeleoni quien amplifica sus deseos más oscuros. La autora destaca cómo el diformismo del ser, entre lo que reconocemos como bueno y malo, está presente en cada momento. Hay que poner atención: si dejamos rienda suelta a la perversidad tenemos que estar conscientes de que firmamos una “servilleta con sangre”.

Por otro lado, Arturo se rebela frente a un trágico escenario que marcó la historia de nuestro país y del mundo: el incendio de la Cineteca Nacional (24 de marzo de 1982). El estudiante (remiso) de medicina, proveniente de Xalapa, está sumamente angustiado por su amigo Rubén, pues sospecha que se encuentra en las instalaciones del sitio en llamas. No obstante, podemos prescindir de esa narración; pero no del objeto que Arturo encuentra en las ruinas frente a su trabajo (de laboratorista) unos días después. La pulsera que descubre en los escombros resulta ser de una chica que muere en las llamas de la Cineteca, pero es hasta que el primo de Rubén, Pino, la usa, cuando se da cuenta de que el espíritu logra poseer al portador del artículo. El joven busca la manera de volver a entablar conversación con el ánima a través de una mujer mayor, y gracias a su condición de parálisis el alma sólo puede hablar y no huir. Creo que ninguna persona que viva en México ha estado exenta de escuchar cuentos o relatos donde los espíritus sean un protagonista, pero ¿qué pasaría si un ánima nos contara su historia?

Entre el conflicto de identidad sexual, sus sentimientos hacia su amiga-novia, los problemas con su familia y la confusión de su carrera, Arturo se siente inseguro sobre lo que debe hacer con la pulsera. Le cuenta a su tía (la más cercana) la situación en la que está involucrado. Ésta busca la ayuda de una mujer que tiene conocimientos arcanos y le advierte a Arturo que el diablo está rondando muy cerca de la joven fallecida.

Fuego 20 es una historia que, aunque tiene un paso lento al inicio, logra capturar al lector en el momento en que las historias se entrecruzan. Ángela muere en el incendio. Arturo salva el alma de Saturnina, ella aprende a desprenderse de su cuerpo y de Ángela. Mientras tanto, Felipe está en búsqueda de cobrar los frutos de su último negocio.

 

Ana García Bergua, Fuego 20, Ediciones Era, México, 2017, 306 pp.


   
    subir    

Ana Paulina Mendoza Aragón

Estudiante de la licenciatura en Historia de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.


Leer más   »
Secciones de la Revista
Sitios de interés